jueves, 28 de mayo de 2009

Immoral

Afirmar que toda, absolutamente toda conducta humana es buena y justa es una immoralidad. Sin embargo un Dios podría aplaudir con alegría e inocencia semejante immoralidad. Eso era lo que intuía Heráclito cuando dijo: para el Dios todas la cosas son buenas y justas, pero los hombres juzgan unas como buenas y otras como malas.

No encontrar necesario juzgar nada porque todo es bueno, justo y bello es un signo de divinidad.

No hay comentarios: