lunes, 12 de octubre de 2009

De los principios

Escribe Leonardo da Vinci lo siguiente: "Se llama ciencia al discurso mental que toma su origen en los primeros principios, más allá de los cuales nada puede hallarse que forme parte de ella."

Normalmente la gente entiende por metafísica al discurso mental que habla sobre lo que está más allá de la física, en resumen, lo sobrenatural. Pero esto no parece ser del todo cierto. El término metafísica, si bien es griego, nunca fue usado por los filósofos griegos; Tales, Heráclito, Anaximandro, Pitágoras, Parménides, Demócrito, Meliso, Platón, Aristóteles, Epicuro, los Estoicos, Pirrón, etc. jamás usaron dicho término ¿De dónde surge éste entonces?

En el s.I a.c Andrónico de Rodas recupera los textos perdidos de Aristóteles y los reordena, clasifica y etiqueta a su antojo. Es entonces cuando aparece el término metafísica; y por lo que parece éste se usó para clasificar esos libros de Aristóteles que hablaban sobre la Causa Primera, o sea, Dios.

Cuando estudiamos los filósofos griegos -los amantes del conocimiento- nos damos cuenta como todos ellos han hecho ciencia: han buscado opiniones sobre política (arte de mandar y organizar una multiplicidad humana en un único cuerpo sólido), sobre el comportamiento de los hombres (ética), sobre el comportamiento de cuanto experimentaban (mecánica), que fueran verdaderas, esto es, irrefutables ¡Buscaban un conocimiento que pudiera imprimirse en mármol y así traspasara impunemente la posteridad!

La cuestión, entonces, resulta evidente: para hacer ciencia se precisa partir de unos principios. Y óbviamente, no hay que ser muy tonto para darse cuenta de que si los principios que articulan una opinión son erróneos entonces, toda cuanto se derive de ellos es falso ¡Cae por su propio peso! Bien pues, los filósofos no sólo se preocupan por las ciencias propiamente, sino que se caracterizan por indagar sobre los principios -¿Cuáles han de ser los principios que sustenten toda nuestras ciencias de forma firme, segura e indudable?- Se preguntaban.

la filosofía es, básicamente, la ciencia de los principios ¡La lucha por los principios que deben estructurar, regir y dar color a todas nuestras ideas sobre el mundo, sobre nosotros mismos, sobre la vida! Preguntarse el porqué se debe de adoptar un principio y no otro... indagar, experimentar y probar con principios distintos a los habituales, heredados y aprobados por un consenso de sabios :¡Esto es filosofar!

Pero la gente ordinaria, los semicultivados, creen que hacer filosofía es divagar, especular, cháchara mental, puro capricho inútil del espíritu. Bien, por eso son gente ordinaria, inferior y semicultivada ¡No se enteran de nada! Y todo cuanto tocan... todo sobre cuanto opinan se pudre, decae y enferma.

La filosofía dirige el destino de los hombres, en silencio, a oscuras, en el anonimato... ¡La filosofía es la parte más inconsciente de una civilización! Y sin embargo ella es la que suele tomar mayor consciencia de la civilización en cuestión. Sí, menuda paradoja tenemos aquí.

11 comentarios:

Carlos Suchowolski dijo...

Coincido con la intención de poner al descubierto la genealogía de las palabras y de los conceptos contra la apisonadora oportunista y del sucesivos malos lectores que se los apropiaron para sus discursos. Hay que hacer esto también (que también, je... es echar leña al fuego sirva para lo que sirva). Es interesante ver como eso ayuda... al que está dispuesto a rechazar los dogmas, claro. Como lleva a pensar.
Un abrazo.

Criteri dijo...

"Pero la gente ordinaria, los semicultivados, creen que hacer filosofía es divagar, especular," creo que ésto no és lo que pensaban tus "amigos" los cristianos del quadrivium; Copernico, Llull o Vilanova, o Mendel, etc. Y los de ahora. Y se sigue empleando el término oscurantista aplicado sólo a ellos!

Creo que la doctrina ahora en boga del "nefasto cristianismo" tambien és un mito, promovido por el poder laico por intereses políticos, para los mismos fines que el liberar el sexo de tabús: ejercer el poder libremente.

Otra paradoja és que comunistas y nacionalsocialistas fueran tan primirados con el sexo.

(mira Carlos, avui m'ha sortit en espanyol)

RDC dijo...

A mi tb m'ha sorpès llegir-te a la 'española' jejeje.

Salut

Carlos Suchowolski dijo...

Molt be, molt be... Merces. Ja... y perdona si he cometido alguna falta de ortografía, que yo toco de oidas.

En cuanto a lo que dices "en castellano" (como decimos en mi tierra en relación al origen de la lengua y no a su adopción estatal) coincido bastante. Al menos tengo un viejo post específicamente dedicado al asunto y girando en torno a la "lucha (político-defensiva) contra el DI" en las Universidades.

Un abrazo a ambos.

Basurero Usurero dijo...

Concuerdo en parte, en un principio estos primeros griegos buscaban el arjé o como Nietzsche los llama los preplatónicos; sin embargo, después todo se desfigura porque el filosofar se institucionaliza y lo que viene sólo son remixes de lo pasado, salvo excepciones. Ya Hedeigger lo había manifestado la filosfía nace y muere en Grecia. Suerte.

Carlos Suchowolski dijo...

Es que las palabras se usan más allá de sus etimilogías... Seguimos usando "filosofía" y quizás podríamos de una buena vez buscar otro término. Sin duda "amor al conocimiento" es tan infantil o adolescente como lo fueron los griegos en su conjunto. Lo que hay en realidad es por un lado el mercadeo cultural que en el fondo es "amor a los privilegios" y al "poder" (por vía del cultural) y por otro una "compulsión por elucidar" y desfallecer en el intento, que también encierra una desesperada ansia de reconocimiento aunque sea en un espacio ultra-reducido. Pero bueno, mi pesimismo me pone al borde de la "fobisofía"... No, de la "filoerótica" y del "erotisofía"... O instalado en la "ironisofía", donde queda la risa por "todo" ante la sensación (?) de que "nada" puede ser modificado... como fue la opción de Aristófanes, muerto, incomprendido y tergiversado para mi gusto.

De todos modos no sé cómo se podría llamar a la "seriedad" puesta en poner al hombre (empezando por uno mismo) ante su propia máscara; ¿"filocirugía"?

Bona nit!

Sereg Luin dijo...

Escudriñar en la etimología de algunos conceptos que ahora parecen mundanos corre el riesgo de desvirtuar el verdadero significado y la real escencia de las cosas...
Aun así concuerdo en algunos aspectos del estudio, la filosofia quedó en la antigua grecia... para mi los actuales "filosofos" se acercan más a un pensamiento narcisista y egolatra que al verdadero origen del ser y su entorno

RDC dijo...

Hacía días que no miraba el blog...

A mi entender, la diferencia entre lso científicos superiores (los filósofos) y los inferiores radica, precisamente, en que los primeros estudian, se cuestionan y estipulan los principios sobre los cuales se articula cualquier ciencia ¡Qué dificil resulta tumbar los principios antiguos e imponer de nuevos! Los científicos inferiores, los operarios de las ciencias, en cambio, atienden a los principios y trabajan en orden a ellos. Éstos siempre son los más.

Saludos a todos.

Carlos Suchowolski dijo...

Buena síntesis, Robert. Eso separa los intereses de unos y otros.
Un abrazo.

Carlos Suchowolski dijo...

Sé que te parecerá de bastante más nivel que la media también por la temática y por eso te invito así a que visites el blog Feacios (está disponible en mi solapa). El debate es mucho más interesante que lo que se ve por ahí... fuera de nuestros blogs, je...
Un abrazo.

Ramon.M.S. dijo...

Hola RDC, voy avanzando poco a poco en el pensamiento sistemico,para aprender nuevos modelos de crecimiento economico .
El dia que puedas si los puedes enviarme enlaces y libros que me puedan ser utiles, te lo agradecere.

Tambien estoy por facebook,buscando información.

saludos.Ramón M.