martes, 2 de junio de 2009

El poder de juzgar

Como en tantas otras cosas, Jesús mentía también cuando dijo: no juzgues a los demás si no quieres ser juzgado.

Poder juzgar a otros no implica tener que sufrir, luego, sus juicios ¡En la justícia la reciprocidad jamás se presenta como una condición necesaria!

1 comentario:

Basurero Usurero dijo...

Por eso Jesús decía quién este libre de pecado que tire la primera piedra, una falacia total; hay que dedicarnos a tirarnos piedras y que duelan. Suerte.