lunes, 25 de mayo de 2009

Misoginia

¿Por qué las mujeres querrán que las tomemos en serio? Qué ingenuas son... La verdad es que tenemos razones de sobras para no tomárnoslas demasiado en serio: todo lo serio se vuelve feo y pesado ¡Y para nada queremos dejar de verlas bellas y ligeras como volubles pompas de jabón! Sobretodo cuando se contrarían, lloran y se ponen de mal humor.

El origen de la misoginia es, precisamente, haber tomado en serio a la mujer.

7 comentarios:

Darilea dijo...

Si por alguna razón existen hombres que defiendan la misoginia
es que carecen del fundamento que nos dio la humanidad.
"El raciocionio" característica que distingue a los humanos del resto de los animales.
Un saludo y gracias por dejar tu huella en mi espacio.

RDC dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
RDC dijo...

Hay muchos hombres misógenos, y para nada lerdos, por ejemplo Schopenhauer. Bueno, éste odiaba a todo el mundo.

La cuestión es: ¿cómo surge este tipo de odio? A mi parecer, de tomar las cosas en serio. La seriedad hace que lleguemos a odiar profundamente aquello que no es como desearíamos.

En donde se exige seriedad se fomenta el odio. Eh aquí mi tesis.

Saludos.

PD/ He borrado el comentario anterior por las faltas.

Darilea dijo...

No quiero llegar a discutir contigo, y menos siendo una mis primeras visitas.
Pero creo entender con tus palabras que sí tomas a una mujer en serio, llegas a odiarla??
¿Entonces que hay que darte la razón en todo?
En algún momento de tu vida, habrás tenido diferencias con familiares, o con el profesorado, y creo que la seriedad, lleva a la disciplina pero no por eso, se ha de odiar a la persona que enseña o intenta de enmendar algo que no sea correcto.
Lamento mucho sino te entiendo.
Es la primera vez que entro en un debate así, en muchos años que llevo en la blogósfera.
Un saludo.
Pd: Si te molesta mi comentario, ruego me disculpes y puedes borrarlo sin ningún problema.
Aunque realmente es muy interesante este tema.

RDC dijo...

Tranquila Darilea... para nada me molesta tu comentario;) La verdad es que me molestan muy pocas cosas. Comenta lo que te apetezca y tómate lo que quieras; aquí está invitada.

Te contaré un secreto... en el fondo, con este post, quería decir que no se deben tomar mis escritos en serio ;)

Cuando hablo del término seriedad me refiero a tomarse las cosas a pecho y por tanto, todo lo contrario a tomárselas de forma desenfadada. Estar serio y estar enfadado, ¡son términos tan parejos!
Es en este sentido que si os tomáramos en serio, ámpliamente en serio, nos enfadaríamos con muchas de las cosas que hacéis, que decís, que pensáis... Tuvieráis o no razón; eso no importaría! Pues el ser humano no engaña en esto: aplaudimos las opiniones y acciones ajenas la mayor de las veces no por si son ciertas y razonables, sino en la medida que nos gustan o disgustan. Ante las que nos gustan encontramos razones para defenderlas; ante las que nos digustan encontramos razones para refutarlas.

Sea como sea, esto es lo que les ha pasado a muchos misógenos: no les gustaba vuestra forma de ser y la consideraban inferior, engañosa (ciertamente os gusta maquillaros)... Y aunque parezca contradictorio este rencor y desprecio se debía a que, precisamente, os tomaban en serio, incluso demasiado en serio!

Por otro lado está lo que comentas, que lo encuentro summamente interessante: la seriedad implica querer hacer mejor a la gente obligándola a hacer bien las cosas, a no errar, a no fracassar, a no perder, etc. Me pones el ejemplo de la enseñanza: debe haber una seriedad en la educación a través de la cual se puedan corregir los errores "Con sangre la letra entra" me vienes a decir ¡Pero eso es para los brutos!

Pero no hay duda que éste es el valor de la seriedad: intentar evadir el error, el fracaso, lo incorrecto ¡Intentar hacer a la gente mejor a base de esfuerzo! La cuestión que surge immediatamente es la siguiente: ¿realmente llegamos a una excelencia a base de palos, a base de seriedad, enfados y castigos? Yo creo que no. Yo creo que todo aquello que implique una seriosidad resulta mediocre y como tal, genera y vive del odio, la repulsión, la abersión incluso el miedo. Todos quienes han sido educados en la seriedad temen errar y fracassar, equivocarse ¡Cuando el problema no reside en equivocarse sino en no volverlo a intentar!

A mi entender, el mejor es aquel que se toma todas las cosas a la ligera, o sea, con alegría, desenfadadamente, despreocupadamente... con suma inocencia, con il·lusión. Un Ronaldinho...


Saludos... y disculpa por dilatarme tanto.

Anónimo dijo...

frecuentemente se confunde seriedad con responsabilidad.Creo que se puede ser responsable y alegre, distendido, afable. La seriedad se interpreta como algo rigido,poco flexible y la vida debe ser liviana,dado que es un camino en si misma.

RDC dijo...

¡Sí! Es cierto.... eso se confunde demasiadas veces anónimo.